The Office | Cuando la vida azota
51238
single,single-post,postid-51238,single-format-standard,edgt-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor-ver-1.3, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Cuando la vida azota

90jpg-43526d_1280w

Cuando la vida azota

This Is England llegó a mí por casualidad, haciendo zapping (bendito zapping y bendita televisión pública que nos ofrecen joyas como esta). Se trata de una película británica del año 2006 escrita y dirigida por Shane Meadows, ambientada en la Inglaterra de la década de 1980. This Is England nos presenta a un joven de 12 años llamado Shaun (Thomas Turgoose), que tiene que mudarse después de perder a su padre en la Guerra de las Malvinas.

 

Shaun no se adapta a nada, ni a la ciudad, ni a los compañeros, ni a tener que digerir que su padre ha muerto. El diferente nunca lo tiene fácil: o estás gordo, o tienes gafas de culo de botella, o eres muy alto, o muy bajo, o llevas unos pantalones que no están a la moda… Pero una banda de jóvenes skinheads -liderada por un estupendo Joe Gilgun en la piel de Woody- acepta a Shaun en su grupo. Al chico poco le importa que sus amigos tengan la cabeza rapada o lleven botas con punta de acero; él necesita imperiosamente sentirse aceptado. Y eso puede con todo… o con casi todo, ya que, a medida que avanza el metraje, la historia se endurece demasiado para los ojos de un chaval.

 

This Is England fue calificada para “mayores de 18 años” por el BBFC debido a su lenguaje y a su violencia racista. Sin embargo, algunas ciudades como Bristol, Camden y Westminster decidieron no acatar tal norma, puesto que sentían que la película debía alcanzar a audiencias adolescentes con el fin de cambiar sus percepciones.

 

Parece que a Shane Meadows le supo a poco la historia (y a nosotros, como buen público entregado, ni les cuento) y decidió preparar un spin-off de la película, de cuatro capítulos: This Is England 86. Han pasado tres años desde los acontecimientos narrados en el filme, se celebra el Mundial de Fútbol y la vida de la pandilla sigue adelante. Pero la vida, ya se sabe, a veces azota… Saboreo los cuatro capítulos de un modo increíble; veo una cada noche y sufro pensando las que todavía quedan por llegar. No tengo palabras para definir la banda sonora (Spotify está llena de más que recomendables playlists creadas por los millares de fans de la historia).

 

Y, por suerte, pronto llegan otros tres capítulos con This Is England 88 y la realidad de la vida azota mucho más fuerte si cabe. Pero disfruto viviendo el día a día de nuestros Woody, Lol, Milky y compañía, aderezado con imágenes históricas de un Reino Unido económicamente hundido y regido por esa “Iron Lady” del demonio.

 

Parecía que no iba a llegar el momento de ver This Is England 90. Pero la semana pasada llegó al fin el estreno en Reino Unido en medio de un gran revuelo (y una estupendísima campaña de comunicación que, sin embargo, poco ha trascendido en España). Y me apego al sofá esperando a que siga haciendo historia.

 

*Adaptación del artículo publicado por Patricia Portela en la revista trimestral Infobibliotecas.